¿qué sabe ud. de Ecología?

Para quienes viven en Argentina

"ENCUESTA"

y para los que viven en otros países

"ENCUESTA I"

Gracias por intervenir !

 


El mijo ¡Milagro de vida!

mijo

Probablemente uno de nuestros cereales más antiguos es la pequeña semilla de mijo. Ya en el año 500 antes de Cristo, Pitágoras lo recomendaba para ser incluido en la dieta de los demás vegetarianos griegos. Nuestros arqueólogos han descubierto que era conocido inclusive para el hombre prehistórico. Es un alimento básico en la dieta de una gran parte de la población mundial. Es capaz de sobrevivir tanto en el calor del trópico como en el frío de Rusia, dando sustento a millones.

En la India, se utilizaban 16 millones de hectáreas para su cultivo y es ampliamente usado por la raza más saludable del mundo: los Bunzas, quienes todavía lo muelen en arcaicos molinos de piedra.

Rusia, Alemania, Austria y Manchuria son grandes consumidores de mijo.

El mijo se puede usar en todas las estaciones, es el mejor cereal de semilla que usted puede comer. Es uno de los alimentos en grano con mejores proteínas y no desarrollará grasa en su cuerpo.

El mijo indio, también llamado Mijo Maize o Mijo Egipcio, puede ser comido con la cascarilla, mientras que el mijo del tipo Poso, no. Es el grano del cual han vivido los egipcios desde tiempos inmemorables. A pesar de esto, hace menos de un siglo que fue introducido en California. El mijo descascarado provee mayor cantidad de minerales que la variedad con cáscara (que se usa para alimentar canarios).

Por ser un alimento alcalino, el mijo no produce alcohol después de la digestión, como lo hacen el trigo, el centeno y otros granos parecidos. El trigo produce muchos ácidos, especialmente en forma de pan con levadura. El pan sin levadura hecho de maíz cultivado orgánicamente y molido a mano y del polvo de semilla de ajonjoli (semilla de sésamo), en particular, no reaccionan produciendo alcohol al contacto con los ácidos estomacales.

Su alto valor ha sido reconocido en los Estados Unidos por notables investigadores como el Dr. Kellogg, del Battle Creek Sanitarium, y por los doctores Osbome y Mendel de la Universidad de Yale. Sus estudios demuestran que es un alimento completo, con alto contenido proteico (y buen balance de aminoácidos), rico en minerales (tiene alto contenido de calcio) y vitaminas, especialmente del complejo B; como así también la muy importante lecitina.

Los aminoácidos esenciales son: valina, licina, treonina, lencina, iso-leucina, triptofano, fenilalanina y metionina.

El mijo, contiene todos estos y otros más. Una taza de mijo crudo (164 grs.) tiene 22,6 grs. de proteína. El mijo es un cereal alcalino que se digiere muy fácilmente, tiene un pH aproximado de 6,5. Es especialmente valioso en las dietas en que se debe suprimir el trigo y dietas para alérgicos.

El Dr. Mark Graubard realizó estudios en dos grupos de personas, uno de los cuales incluía el mijo en su alimentación y el otro no. Estos estudios han sido recogidos en su libro "Man's Food". Su conclusión ha sido que el mijo era responsable por la salud física y mental del primer grupo.

semillas de mijo

RECETAS CON MIJO

MIJO NORMANDO (por persona)

3 cucharadas de mijo
1 zanahoria GRANDE
1 cucharada de crema o de salsa blanca ( Bechamel)
1 cucharadita de aceite de oliva
1 pizca de sal marina
1 ramita de ajedrea o tomillo
Cortar la zanahoria en redondeles finos y hervirla, junto con la ajedrea (o el tomillo).
Cocinar el mijo en agua salada o en caldo desgrasado.
Mezclar con la crema.
Servir las zanahorias aderezadas con aceite sobre el mijo.
Adornar con unas ramitas de perejil.

MIJO AL GRATEN (por persona)

4 cucharadas de mijo
1 cucharada de gruyère rallado
1 pizca de nuez moscada
1 pizca de sal marina
Cocinar el mijo en el doble de su volumen de agua salada.
Colar.
Verter en una fuente de horno, a la que previamente aceitaremos levemente.
Alternar una capa de mijo con una de queso.
Salar, aceitar y aromatizar la última capa de queso con la nuez moscada.
Dorar en el horno durante algunos minutos.

PESTO DE MIJO (por persona)

1 berenjena pequeña
1 tomate
1 cebolla
1 ramita de perejil
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
1/2 cdita. de sal marina
1 buen puñado de mijo
Cortar la berenjena en láminas y freirlas por ambos lados.
Escurrir el aceite y agregar el tomate en rodajas, la cebolla entera, el perejil picado y los dientes de ajo machacados.
Sazonar, tapar y cocinar 45 minutos como mínimo a fuego lento. Añadir agua si empezara a pegarse.
Cocinar el mijo 30' en agua salada hirviendo (el doble de su volumen de agua), añadir a la otra preparación.

FLAN DE MIJO (para 5 personas)

8 cucharadas soperas de miel
6 huevos grandes
1 taza de mijo
1 pizca de sal marina
1/2 litro de leche (de vaca o de almendras)
ralladura de 1 limón
1 cucharada de pasas de uva de Corinto
Batir la miel y los huevos.
Agregar el mijo y la sal marina, seguir batiendo mientras se agrega la leche.
Perfumar con la ralladura del limón.
Aceitar generosamente una flanera y verter en ella la preparación.
Echar las pasas por encima.
Cocer a fuego lento durante 45 minutos.
Tapar con un papel si la superficie se dora demasiado.